No soy coach, ni psicoterapeuta, ni maestra de nada, en realidad...Soy una viajera

Yo soy lo que soy. Un viajero. Quien quiera tener una vida plena y satisfactoria en sus relaciones, ya sean personales, de trabajo o consigo mismo, debe ser viajero o viajera. Es totalmente imprescindible: éste es mi secreto. Yo viajo todos los días a diferentes mundos y a lugares muy distantes, apasionantes,verdaderos. Tantos como personas encuentro en el camino. Lo hago con suma alegría, pues me gusta viajar.
Yo viajo cada día y a cada momento a lo más profundo de los corazones de las personas que se acercan a mí para pedir ayuda, consejo, sosiego, calma...


He visto tantos amaneceres, tantas personas que han resurgido de sus cenizas, tantas lágrimas y tantos nacimientos, tantos re-ser, que a veces he sentido tristeza por no ser uno de los protagonistas de esas emocionantes historias de amor y de vida.
Viajo a través de los ojos de los que confían en mí para abrirme sus puertas y mostrarme sus maravillosos mundos interiores, donde nacen y mueren todos los días. Y también he aprendido a viajar a los corazones de los que me dan la espalda, para así comprenderme más a mí mismo y a los demás.

Cada persona es un mundo diferente, con un color, un paisaje, un sonido, un aroma, una velocidad y una textura; y todas ellas son preciosamente desiguales entre sí. La diferencia es un valor divino.
En el mundo interior de cada persona me encuentro con días de sol, de lluvia, de rayos y truenos, de calor y de frío, de escarcha, de hielo, de calidez, de agradables y esperadas sombras, con días de sed y de hambres insoportables, de alegrías y de sonrisas, de cordialidad, de buenos vinos, de buenas fiestas, de buenos amigos y de lágrimas escondidas por un adiós no deseado, de esperanzas y anhelos. Cada persona es un bello paisaje, una aventura, una historia de amor que generosamente me permite entrar en el interior de su vida.

En algunos casos puedo intervenir y echar una mano para mejorar algún decorado, alguna actitud, para ayudar a decir  adiós al pasado y a perdonarse uno mismo y a perdonar a los demás; a decir hola a un nuevo mundo, a una persona amada, a una nueva etapa;
ayudar a renacer, a re-ser.

En otros, simplemente escucho y dejo que me expliquen, pues a veces con eso ya se puede ayudar.
A veces simplemente me dedico a escuchar el silencio, por que ante un bello atardecer cualquier palabra sobra.
A veces simplemente estoy, porque "estar", para los seres humanos, es tan importante como el "ser".
Pero lo que siempre hago es emocionarme, pues al igual que cualquier viaje, estas experiencias tienen la virtud de emocionar  a su viajero. Así lo vivo y así lo veo en cada una de mis idas y venidas. Ése es mi secreto: soy un turista humano, un viajero emocional al que le gusta conversar con los oriundos del lugar. Me gusta detener el tiempo para saborear los instantes con la pausa y el recogimiento que se merecen; me gusta pasear con sus emociones, con sus aventuras y desventuras, tomar instantáneas y ofrecer humildemente lo que me corresponde ofrecer. Me gusta poner mis manos en las manos cansadas, temerosas y descreídas de cualquier alfarero mientras giran alrededor de su obra, sobre el torno del tiempo, para dar una nueva, inesperada y maravillosa forma a sus creaciones, para así de nuevo acompañar, motivar y alentar el cambio hacia el nuevo renacer.

Amo mi trabajo porque un dia me enamoré del ser humano y no puedo dejar de hacerlo. Ayudar a criaturas maravillosas es el mejor trabajo que jamás pude imaginar.
Y no conozco otra forma mejor de crecer que ayudar a alguien que está hundido a  ver que no sólo existe una oportunidad más sino infinitas, increíbles y apasionantes oportunidades.
Que sólo tenemos que levantar de nuevo la mirada y reenforcar lo que nos rodea para darnos cuenta de que seguimos estando en un lugar maravilloso y lleno de esperanza. Todo acaba siempre al principio del camino que un día empezamos a recorrer: todo acaba siempre en un re-ser. Un renacer.


Santi López Villa de su libro "RE-SER"

Reeditado por Gema Ruz

Gema Ruz de Centro Reiki-Do tu terapia  Reiki en Granada, Reiki en Almería, Ayurveda en Granada y Ayurveda en Almería