Beneficios de andar descalzo

 

Por motivos climáticos y culturales, uno protege los pies aislándolos del suelo. Pero muchas veces, por no decir siempre, uno se olvida de darles un tiempo de libertad que tiene sus beneficios, no solo para los pies, sino para todo el organismo.

Según los expertos, caminar o correr sin zapatos desarrolla más fuerza en los músculos de los pies, piernas y caderas. Esto significa una mejoría en la forma de andar, con más agilidad y equilibrio. Por algo los atletas terminan su rutina de ejercicios descalzos sobre el pasto.

 

Hay veces, que sentimos la necesidad de andar descalzos, esa necesidad es algo que nos está pidiendo nuestro cuerpo, que nos da señales para mejorar.
Por falta de tiempo o por no tener cerca una playa,o un parque con hierba, no lo hacemos.., pero es beneficioso hacerlo por lo menos durante cinco minutos al día en nuestra propia casa.


Aunque no vayamos a caminar a la naturaleza, sepamos que el simple hecho de descalzarnos , es una toma a tierra, que hace que se produzca una liberación de ciertos elementos como el stress y la ansiedad.
Lo ideal es caminar por la Naturaleza, pero si no es posible, en nuestro hogar podemos armonizar nuestro cuerpo de esta forma, sin perder mucho tiempo y además obteniendo esa sensación de libertad, que de niños teníamos.
Observa a un niño, la mayoría del tiempo en casa, se descalzan,.. se sienten libres, pero los padres, generalmente nos preocupamos por ello.


Pero debemos pensar que la planta del pie es nuestra entrada y salida de la energía directa de la tierra.  Es
una de las regiones corporales que más terminaciones nerviosas tiene en comunicación con el resto del organismo y hay que darles la gran importancia que tienen. Por eso cuando andamos descalzos se estimula el normal funcionamiento de diversos órganos, especialmente de la region abdominal, intestinos y vejiga y se tonifica el sistema nervioso, también se estimula la circulación sanguínea, activándose la gran red venosa de la planta del pie.


Numerosos estudios han ido dando la razón a lo beneficioso que es para nuestra salud,caminar descalzo, pues se mueven todos los músculos del pie para ello, y se van fortaleciendo, con la repetición de esta actividad.
No debe ser superior a quince o veinte minutos, si nuestros pies no están acostumbrados a ello, ya sabemos, que previamente se debe hacer un calentamiento, y después estaremos preparados, para disfrutar de esta sensación de libertad.
Escuchemos a nuestros pies, si nos piden descalzarnos, hagámoslo.

Otro detalle para tener en cuenta es el cuidado de los pies: después del lavado diario, son aconsejables unos pequeños masajes, especialmente con aceites esenciales combinados con ejercicios de rotación de los pies, es una forma fácil, sencilla y barata de mejorar nuestro sistema circulatorio, nuestros pies y en consecuencia todo nuestro cuerpo.


¡Anímense y a caminar descalzos!

Gema Ruz de Reiki-Do Granada, tu centro Reiki en Granada, Reiki en Almería, Ayurveda en Granada y Ayurveda en Almería